Aprofin

Una nueva plataforma reúne a los afectados de las ayudas forestales

El sector teme que se repitan incendios como el ocurrido el verano pasado en Almonaster

Entidades, asociaciones, empresas y técnicos vinculados al medio rural, así como propietarios de terrenos forestales y dehesas, han constituido una plataforma, con el objetivo de acometer la defensa de los intereses económicos de los implicados y asegurar el buen destino y funcionamiento del Plan de Desarrollo Rural de Andalucía (PDRA) y de los incentivos que contempla, entre ellos, las ayudas forestales.

Así, a iniciativa de tres asociaciones, Aecma (Asociación de Empresas de Consultoría Medioambiental de Andalucía), Adeheco (Asociación de dehesas ecológicas) y Aprofin (Asociación de propietarios de fincas del medio natural) nace la plataforma SosNatuR.

Esta entidad surge «a raíz del gran malestar e inquietud existente en el sector forestal privado de Andalucía, que representa más del 70% del total del territorio forestal andaluz, respecto al desarrollo de las ayudas dirigidas a las fincas forestales privadas dentro del marco operativo 2014-2020 del PDRA», afirma el portavoz de la plataforma, Andrés Domínguez.

En este sentido, señala que en anteriores marcos operativos, la gran mayoría de las convocatorias de ayudas estaban publicadas con suficiente antelación, «como en el caso del marco 1996-2000, cuyas convocatorias fueron publicadas a principios de 2002, o en el marco 2007-2013, que se publicaron en el año 2008». «Desgraciadamente, no ha sido así en el actual marco 2014-2020», apunta.

En este marco, próximo ya a finalizar, tan solo se han publicado dos convocatorias de ayudas. Se trata de la de incendios, convocada en 2018, dotada con 14 millones de euros y que está sin resolver dos años y ocho meses después de su convocatoria. Y la de Incremento del valor ambiental de los ecosistemas forestales, convocada en octubre de 2019 con un presupuesto de 106 millones de eurosEstá también sin resolver, un año y medio después de su convocatoria.

Recursos administrativos

Igualmente, SosNatuR muestra su preocupación por «la falta de resolución de cientos de recursos administrativos presentados por los titulares de terrenos forestales frente a las resoluciones de concesiones de ayudas «del año 2014, 2010 e incluso anteriores».

Además, «existen decenas de recursos que habiendo resultado estimados, no se ha procedido a la posterior concesión de la ayuda». También existen gran cantidad de recursos presentados a las resoluciones de pago emitidas por la Consejería, «por haber sido mermadas o denegadas. Todos ellos acumulan retrasos que van desde los tres hasta incluso los diez años», insiste el portavoz.

Esta deriva y falta de agilización de la Administración está provocando, según afirma SosNatuR, «que las pequeñas y medianas empresas forestales estén desapareciendo», como consecuencia de la falta de inversión en el medio forestal.

paro
Un ganadero en una dehesa / Agrónoma

Así, recalca que desde 2014 y dentro del nuevo marco del PDR andaluz, «no se ha aprobado ni un solo euro en ayudas» y critica que «a una gestión inoperante del Gobierno anterior hasta 2018, se le une la gestión del actual, su parsimonia, y la falta de cintura para dotar a la propia Administración de unos medios ágiles y rápidos, que faciliten la llegada de fondos de forma eficaz».

«Se trata de fondos ya asignados y listos para gastar, pero que la estructura actual de la Consejería de Agricultura (que asume Medio Ambiente), de sus medios y de sus funcionarios, es incapaz de sacar adelante», enfatiza Andrés Domínguez.

El peligro de los incendios forestales

Todo esto se traduce en el «abandono total del monte, de los bosques y la dehesa, porque sin ayudas es prácticamente imposible invertir en mejoras, dada la escasa rentabilidad económicas de sus explotaciones».

Las entidades que conforman la plataforma alertan de que esta situación «agudiza el peligro de grandes incendios forestales, como el ocurrido en Almonaster el pasado verano, incendios que no son dominables ni controlables».

Por ello, SosNatuR solicita «desbloquear de una vez por todas los fondos del Programa de Desarrollo Rural 2014-2020 y que no haya desvíos como en 2012, cuando se destinaron y desviaron partidas específicas para el cuidado del monte privado para cubrir carencias en el sector público».

Trabas burocráticas

La plataforma denuncia también que «la anunciada simplificación administrativa no existe». De hecho, según relata el portavoz, en el sector forestal a estas ayudas se les denomina «la gymcana», porque «llevar a buen fin un expediente de ayudas, y terminar recibiendo los fondos, es una tarea ardua, difícil y complicadísima».

Incendio
Paraje andaluz afectado por un incendio / Agrónoma

Las trabas administrativas y el desprecio a la Ley de Procedimiento Administrativo por parte de la Administración andaluza «son casi total». «Esto crea una inseguridad jurídica-administrativa permanente, que termina en cientos de recursos administrativos por parte de los beneficiarios», insiste Andrés Domínguez. «Estos recursos no son resueltos tampoco a tiempo por la Administración, terminando en procedimientos contenciosos administrativos».

Dada la maraña jurídica con la que se encuentra el propietario forestal, «es imposible hacer una ágil gestión del monte, lo que redunda en un desapego a este tipo de terrenos, una desinversión en estas zonas y, por ende, en un aumento del despoblamiento y empobrecimiento de las áreas rurales, todo lo contrario de lo que prodigan las políticas europeas», concluye la plataforma.

¿Te ha gustado esta noticia?

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

deja un comentario